Autor Tema: Evento de Historias: Una noche de Halloween  (Leído 580 veces)

Shieru

  • shieru@wowaura.com
  • Administrador del Foro
  • Spammer
  • *****
  • Mensajes: 1959
  • Karma: +1024/-45
  • Personaje: Shieru
  • Clase: Cazadora
  • Raza: Elfa de Sangre
  • Hermandad: Under the Bridge
Evento de Historias: Una noche de Halloween
« en: 25 Noviembre, 2018, 03:42:37 »
Una noche de Halloween


Una noche donde Halloween se festejaba, las calles eran adornadas de calabazas alumbradas con una vela, los miembros del staff regalaban dulces en cada posada, esta fiesta había pasado a celebrarse de manera normal, más los pobladores del reinó  de Ventormenta desconocían el mal que tiempo atrás se había creado gracias a la magia demoniaca.
Un grupo de comerciantes que viajaban en caravana llevando metales para suministrar a los herreros de Villa Dorada, el grupo estaba compuesto por Mario un viejo conductor de carrozas, Lotos un minero retirado, krasas que era dueño de toda la mercancía y el sargento Daniels que brindaba seguridad por si aparecían algunos bandidos, era un viaje como muchos que estos habían realizado.
El grupo partió de Forjas el viaje era largo, donde la obscuridad de esa  noche sin luna hacia difícil avanzar, el camino cubierto por un manto de niebla era devorado por la vegetación de los alrededores, la débil llama de la farola no era suficiente en aquella fría sombra que helaba hasta los huesos.
De repente el viento trajo una pestilencia a muerte, a medida que se fueron acercando el hedor se intensificaba hasta que el conductor del carruaje paro de repente, grito sobre saltando a los pasajeros, krasas quien salió de inmediato preguntando que sucedía, el conductor le señalaba el camino con el dedo sin pronunciar una palabra, el mercader bajo a investigar con Lotos de compañía ignorando lo que había delante, descubrieron al fin de donde venía el repugnante olor había mucha sangre que provenía de los miembros descuartizados de tres viajeros, los cuerpos yacían calcinados, el abdomen cortado con las costillas abiertas buscaron respuestas pudieron identificar que eran siervos de “Lune” algún noble de la capital, ningún cadáver tenia cabeza al parecer habían sidas cortadas cruelmente. De inmediato krasas llamo al sargento para poder levantar los restos y darles sepultura, nadie  se ponía de acuerdo en que había pasado: ¿algún animal salvaje?,... poco probable…, bandidos? parecía la opción mas razonable, así que decidieron continuar su viaje para llegar pronto a su destino y salir de aquel lugar, esa noche no acamparían, no era prudente.
La noche avanzaba de repente en el cielo se escuchó una carcajada, el soldado Daniels inspecciono por la ventana de donde venia, de repente otra carcajada se hoyo pero no había nadie en los alrededores así pues bajaron a inspeccionar se dispersaron para encontrar el origen de dichos sonidos tal ves a los bandidos que habían cometido tal atrocidad los asechaban, Lotos pego un grito de dolor, inmediatamente fue atendido por krasas quien acudio rápidamente encontrándolo tendido agarrándose el abdomen, tenia una herida profunda, el mercader pidió explicaciones de lo sucedido mientras contenía la lesión, a lo que el minero solo atino a decir que de la sombra alguien salió lo apuñalo y de repente desapareció. No había más que hacer, necesitaban ayuda así que partieron rápidamente hasta que vieron un camino improvisado que se desviaba hacia la montaña, alguien debe vivir cerca pensaron y tomaron aquella ruta con la esperanza de curar a Lotos, no tuvieron que avanzar mucho hasta que encontraron un par de viviendas al parecer la más grande se asemejaba a una posada una vez adentro se percataron que no había nadie, encendieron velas y buscaron a los dueños pero no había ninguna señal, no esperarían a que aparecieran así que suturaron el abdomen de Lotos y vendaron su herido acomodamodandolo en una cama, no pudiendo seguir su viaje así que Mario ato los caballos y durmió en el carruaje, los demás descansaron en lo que parecían literas de concreto.
De repente se volvió  a escuchar las carcajadas a lo lejos de una vos que sonaba ronca y decía: “Prepárense pues las campanas sonaron oculten al débil, al niño, al anciano cada uno de ustedes saldara su deuda imploren clemencia, la cuanta se cierra” todos se sobre saltaron al oír es, sea lo que sea que había herido a lotos había regresado por ellos, krasas y Daniels salieron armados para hacer frente al que creían un vil bandido obteniendo así venganza por el minero herido, afuera revisaron el perímetro los caballos nos estaban y Mario había desaparecido volvieron a la posada pero para su sorpresa esta se había deteriorado como cien años las camas no eras literas sino nichos, salieron horrorizados cuando se percataron que ese era un cementerio lleno de tumbas, algo había engañado sus mentes provocándoles ilusiones, desorientados se separaron, de repente el sargento sintió algo que le enredo el pie era una cadena que era sostenido por un muerto que cabalgaba arrastrándolo hacia el bosque. Krasas busco por todos lados a sus compañeros pero no los encontraba hasta que desde el cielo obscuro apareció un jinete en llamas portando una espada ligera y llena de sangre exclamando “Un soldados se yergue enfrentado el desafío, sea la victoria para el caballero abatido” antes que siquiera corriera el mercader su cabeza voló seccionada su cuerpo inerte se desplomó.
Al día siguiente se despertó Lotos salió del panteón aun adolorido encontrando a sus compañeros muertos y calcinados, grande fue el horror, no podía quedarse ahí así que partió como pudo al llegar a la carretera donde fue socorrido por un campesino que cabalgaba a Villa Dorada, una ves este llego fue atendido por sanadores, relatando lo que había visto aquella siniestra noche.
Desde aquel día más relatos de muertos se escuchaban, culpables como inocentes desaparecidos, se contaron alrededor de fogatas, alguien que cabalga en Halloween nadie sabe que horrores dieron origen al jinete decapitado  algunos juran que es Sir Tomas una alma maldita antiguo paladín que fue degollado al volverse loco.
Fin


Escrito por Krasas