Autor Tema: Evento de Historias: La pelea definitiva contra el mal  (Leído 533 veces)

Shieru

  • shieru@wowaura.com
  • Administrador del Foro
  • Spammer
  • *****
  • Mensajes: 1959
  • Karma: +1024/-45
  • Personaje: Shieru
  • Clase: Cazadora
  • Raza: Elfa de Sangre
  • Hermandad: Under the Bridge
Evento de Historias: La pelea definitiva contra el mal
« en: 25 Noviembre, 2018, 05:06:24 »
La pelea definitiva contra el mal


 A alguna vez te has preguntado qué cosas extrañas y raras existen en wow, pues bueno esta es una historia de eso:
Un día unos niños de curiosos pasaban cerca de karazhan, ellos habían escuchado que allí se aparecía el jinete decapitado, un monstruo sin cabeza que vuela con un caballo traído de un lugar muy extraño, él tiene una risa la cual es muy perturbadora y una espada la cual es muy poderosa. Los niños iban caminando cuando por encima de ellos voló  algo y soltó una risa, se miraron entre ellos y gritaron, pensaron que era una bruja, pero no era así.
Siguieron más adelante y encontraron una casa, la casa tenia luz, así que avanzaron y dijeron –dulce o truco.
Alguien se acercó y les paso unos dulces entre sus pequeñas manos, lo que pareciera eso tenía una capucha y no deja ver su cara, los niños dieron las gracias y se fueron sin percatar que apenas ellos dieran la espalda, esa extraña cosa los atrapo de los brazos y los arrastro dentro de la casa. Los ato, los niños tenia escalofríos, en ese momento, la cosa extraña se quitó la capucha, era un esqueleto ya podrido y consumido por la obscuridad y su cara era una calavera con los ojos rojos y brillantes. Los miraba fijamente y les dijo –dulce o truco, con una voz de ultratumba, los niños estaban muy asustados y llorando. Aquel espectro era un seguidor del jinete decapitado, entonces los niños lograron escapar, y huyeron de ese lugar muy rápido, corrieron hacia sus casas y le contaron a sus padres, estos era fuertes guerreros y paladines, los niños les dijeron el lugar exacto donde se encontraba este, extraño ser y el jinete decapitado, se reunieron y planearon como acabar de una vez por todas con esos dos seres llenos de obscuridad. Llegaron a este lugar y allí se encontraban los dos como supieran que ellos iban a venir allí, el jinete se rio, con su risa maléfica y con la cual levanto seguidores convertidos en calaveras, estos atacaron, pero no fueron nada para el paladín shijoni y el guerrero, que destruyeron a estos esqueletos como si nada.
Entonces mientras el jinete veía como sus seguidores caían  frente a él, se abalanzó contra ellos y los lanzo lejos lastimándolos, el seguidor obscuro les lanzo un maleficio, contra el cual, debilitaría a el paladín y al guerrero, se levantaron y pidieron a la luz, entonces atacaron y mataron a el seguidor más fuerte que tenía el jinete decapitado, cansaos y débiles el jinete aprovecho, para volar en su corcel, por encima de ellos, desde esa misma altura se lanzó contra ellos con su espada, le cayó encima al guerrero hiriéndolo gravemente. El paladín shijoni  había quedado inconsciente por lo fuerte que había sido el impacto. El jinete decapitado se acercó al guerrero para darle fin y acabar con él, el paladín shijoni no lo creía, iban a caer por mano de la obscuridad, en ese momento se levantó con todas sus fuerzas, activo sus alas y se lanzó contra el jinete y con su hacha se le atravesó el pecho al jinete, callo derribado el jinete decapitado. Habían salido victoriosos pero con graves heridas, el botín que les había dejado este era dulces. Todo eso para una simple recompensa, pero pensaron en llevárselos a sus hijos y contarles, como había vencido a este seguidor de la obscuridad. A un así, se dieron cuenta que había que el jinete no solo había dejado los dulces, también había dejado su montura, con esta los dos regresaron a su hogar, pero como este era un animal lleno de obscuridad tuvieron que acabar con él pero alguien poderoso no dejo Shieru se llama  y el tomo la responsabilidad de llevarse esa montura y resguardarla en una mazmorra muy lejana. Los cuerpos muertos del jinete decapitado y el seguidor, desaparecieron y jamás  se volvió a escuchar esa risa macabra de aquel tenebroso ser. Los niños aprendieron la lección y jamás volverían a ir a lugares así a pedir dulces.

Escrita por Shijoni